Cuatro dias por Rumania

 

Dia 1 (Barcelona -Bucarest)

Hablando con un  amigo de hacer un viaje, salío como destino Rumanía. Tuvimos la suerte de poder juntar varios dias seguidos y así aprovechar para conocerlo al maximo. Situado en el sureste Europeo y rodeada por los Montes Carpatos organizamos una ruta donde nos centrábamos sobretodo en la región de Transilvania sin descuidar la capital Bucarest donde estaríamos el primer y último dia. Castillos, fortalezas mediavales y leyendas de vampiros serian algunas de las cosas que encontrariamos en nuestro próximo viaje.

A mí me tocaba esta vez volar desde Barcelona, miesntras que mí amigo desde Madrid(No fue un vuelo caro, al haberlo cogido con antelacion). Juntos ya en Bucarest,donde mi amigo recogió el coche alquilado un rato antes de mí llegada, nos dirigimos a en busca de nuestra apartamento, situado en pleno centro. Al igual que los billetes, lo cogimos con tiempo!

El día no dio para mucho más, ya que era tarde y nos tocaba madrugar para dirigirnos a nuestro nuevo destino (Brasov) situada en plena región de Transilvania.

Día 2 (Bucarest-Brasov)

Sobre las cuatro ruedas, empezabamos nuestro dia,  en busca de castillos donde en este caso no habria princesas pero si Leyendas  de personajes escalofriantes.

Fueron dos horas y media por paisajes llenos de bosques y de historia donde uno podria estar conduciendo durante horas. Brasov era nuestro destino final del día, pero antes pararíamos por el camino a visitar un castillo que nos llamo mucho la atención en fotos.

Esta primera parada  fue el Castillo de Peles, se trata de un palacio de arquitectura neorrenacentista situado en la localidad de Sinaia.

Tuvimos la suerte de encontrarlo abierto y poder disfrutar de una visita guiada por los interiores del castillo,  donde la ostentacion y el  lujo no deja indiferentes. La entrada no fue excesivamente cara aprovechando ademas que teniamos el carnet de estudiante. Sus jardines donde poder dar un paseo, terminan de armonizar esta parada obligatoria.

De buen comer y con ganas de probar gastronomía local, decidimos parar cerca del castillo aprovechando el encanto de la zona y degustar una "chorba", sopa tipica de allí.En este caso era una sopa de albondigas dentro de una hogaza de pan hecho al horno.

Con fuerzas, seguimos la ruta hacia nuestro destino Brasov donde los bosques alrededor del camino  no pasaron desapercibidos y te hacian pensar que misterios o leyendas habria detras de ellos, como el Bosque de Hoia-Baciu  el cual no tuvimos la suerte de ir por falta de tiempo.

Llegamos a media tarde a Brasov, asi   que aprovechamos para dar una pequena vuelta  por el centro y celebrarnuestra conquista, con una cerveza típica de allí.

 

 

a 3 Brasov- Castillo Dracula

Os reconoceré, que Rumania es uno de los paises europeos más baratos que he visitado, como en otros viajes, use mi buscador favorito de hoteles para encontrar un hotel con encanto / tranquilo  situado en una montaña cerca de la ciudad y sobretodo muy bien de precio.

Descansados y con ganas de seguir la aventura decicimos desayunar en el centro para luego dar una vuelta y conocer mejor la ciudad y sus sitios más emblematicos. Esta pequeña ciudad de la epoca medieval, situada en la región de Transilvania tiene la Iglesia Negra(la mas grande de Rumanía), de origen gótico y cuyo nombre proviene de un incendio que hubo en 1689. Sin tener que andar  mucho llegamos a la plaza Sfatului, siempre bastante concurrida y de donde parten muchas calles con encanto, como Strada Republicii siendo la más comercial llena de restaurantes y tiendas.  

Otra atraccion turística de la ciudad, es su mirador en el monte  Tampa donde puede subir en telesferico y contemplar la ciudad y los bosques que la rodean.Sin tiempo para subir, teniamos que coger nuestro coche para visitar el resto de lugares pendientes antes de llegar al más deseado y misterioso castillo del Conde dracula o Castillo de Bran.

Se econtraba a tan solo media hora de Brasov,  pero antes decidimos hacer una parada en Rasnov. Ciudadela medieval, situada en lo alto de una colina y vigilada por los Montes Carpatos. En ella puedas apreciar edificios que en su dia fueron casas, talleres artesanales etc

 

Ciudadela Rasnov

Y finalmente, depues de visitar Brasnov , nos econtrabamos en los alrededores del Castillo de Bran. Es verdad, que despues de tantos años escuchando la historia de dracula, tenia una imagen mas tetrica en cuanto a lo que era su castillo y los alrededores.  Pero, volviendo a la realidad en la que estabamos y dejando a un lado esa imagen que tenia en mi cabeza, nos encontramos un castillo en lo alto de una pequeña montaña y a su alrededor no muy lejos restaurantes y casas donde los turistas repostaban a recargar energia.

Tenia su encanto, pero la cantidad de turistas hacia que perdiera un poco su esencia.

No era de los castillos mas grandes de la zona,pero quizas si el que mas leyendas contaba. Diferente a lo imagiando, donde habia que cerrar los ojos por unos segundos para imaginarte que estabas en una peli de terror, donde puedes ser deborado por un conde.

Ansisos por coonocer sus patios e interioriores asi como la historias que ha vivido a lo largo de estos años, nos pusimo a la cola que habia en su entrada principal.

Era una  mansion medieval, donde su  construccion data del año 1377 al 1388 a mano de los caballeros Teutonicos y que sirvio de inspiracion al escritor Bram para escribir su novela Dracula. Aunque se dice, que su  terrorifico emperador Vlad Tepes nunca llego a vivir en el .

Sin duda, el visitar un lugar lleno de hisoria y leyendas fue una experiencia increible, pero me quedo con cada uno de los lugares visitados por  Transilvania donde me hubiera quedado mas dias para  explorar el resto de castillo y fortalezas escondidos en sus bosques frondosos.

Nuestro viaje llegaba casi a su fin, pero antes nos quedaba el viaje de vuelta a Bucarest donde dormiriamos y aprovechariamos la manana siguiente,para visitar la ciudad antes  de volver a España.

 

 

Castillo Conde Dracula

Dia 4- Bucarest 

Era nuestro último dia en Rumanía y estabamos ya en la ciudad donde el  comunismo y capitalismo confluyen.  Aprovechamos para descansar bien, alojandonos en el mismo hotel que el primer día y así estar cerca del centro.

Esta vez, elegimos un freetour  de dos horas y media y  asíconocer mejor y con más detalle   sus lugares más emblematicos.  Como punto de partida, el  Palacio del Parlamento, el edificio civil más grande de Europa , el cual nos llamó mucho la atención por su gran tamaño. Seguido, cruzamos el río Dambovita para adentrarnos en el casco antiguo y recorrer sus calles llenas de vida. Visitando la plaza San Jorge (km cero de Rumania) con la iglesia ortodoxa a la cabeza.A lo otro lado de la calle,encontramos  la plaza Roma con su loba Capitalina y donde comienza una de las calles con más ambiente:  La calle Lipscani, donde encontrarás todo tipo de bares y restaurantes para comer o tomarte algo por la noche. En esa calle, pudimos tambien visitar la librería  Carturesti Carsuel, bastante conocida a nivel internacional.

Seguimos la calle, para dar con la Iglesia de San Nicolás o Iglesia Rusa, y muy cerca  el Pasaje Macca Villacrosse. Unpasaje muy diferente a lo acostumbrado, llena de bares y cafeterias donde tomarte un cafe o fumarte una shishas. 

Con este tour, pusimos fin  a nuestra visita y estancia en Rumanía,  nuestro vuelos salían en unas horas y teniamos que ir al aeropuerto a devolver el coche antes de volver a España.